In dentista en leon, Sin categoría

Desde Clínica Dental Sevilla compartimos con vosotr@s un interesante artículo que expone la eficac de una muestra de sangre y saliva para la detección de tumores de cabeza y cuello.

Fuente de la información: http://www.elmundo.es/salud/2015/06/24/558af254ca4741524f8b458c.html

  • Un estudio constata la eficacia de una prueba para encontrar ADN del tumor

  • A partir de un análisis de sangre o de saliva, se puede conocer la presencia del cáncer

  • Servirá para lesiones sospechosas o conocer la recaída de un paciente tras una terapia

 

El rastro que dejan los tumores en la sangre o en otros fluidos es conocido por la ciencia desde 14351693135695tiempo. Sin embargo, hasta el desarrollo de ciertas tecnologías, como la secuenciación masiva, no ha sido posible utilizar esta ‘huella tumoral’ en los líquidos corporales. En los últimos años, se han desarrollado test sanguíneos para algunos tumores como los de pulmón, colon o mama. Ahora, un equipo de investigadores estadounidenses demuestra que el análisis de la sangre o de la saliva puede ser útil para otro tipo de cáncer, el de cabeza y cuello.Esta prueba, sencilla e indolora, podría servir para detectar el tumor, la recaída o la respuesta a un tratamiento.

Aproximadamente más de medio millón de personas recibe un diagnóstico de cáncer de cuello o cabeza cada año. Se trata del séptimo cáncer más común en todo el mundo. Además, el diagnóstico de algunos de estos tumores es tardío y, cuando se tratan y recaen, la detección de esa recaída también se descubre muy tarde.Pruebas que mejoren bien el primer diagnóstico o las recaídas son necesarias para mejorar el pronóstico de estas personas pues sólo sobreviven más allá de los cinco años un 50%.

Bajo el paraguas del cáncer de cabeza y cuello se encuentra tumores que van desde el carcinoma de células escamosas de la cavidad oral (boca y lengua), los orofaríngeos (incluida la base de la lengua), laríngeos, hipofaríngeos. Mientras que los de la cavidad oral están disminuyendo su incidencia en algunos países debido a una reducción del número de fumadores, los orofaríngeos están aumentando, particularmente entre hombres jóvenes, por su vinculación con la infección del papilomavirus.

El genoma de las células tumorales presenta mutaciones que hacen que un tumor sea más o menos resistente o sensible a un tratamiento. Ese ADN es liberado fuera de las células cuando estas mueren y puede detectarse en los fluidos. Los análisis genéticos han permitido a los especialistas saber cuáles de estas mutaciones están presentes en unos u otros tumores y al mismo tiempo se han desarrollado técnicas de secuenciación capaces de encontrar esas mutaciones. Sería como hacer una biopsia del tumor pero a partir de un fluido, por eso estas pruebas se están denominando ‘biopsias líquidas’.

Resultados

Lo que ahora han hecho investigadores de la Universidad Johns Hopkins y del Instituto Médico Howard Hughes es demostrar que ciertas mutaciones genéticas vinculadas con los tumores de cuello y cabeza pueden detectarse simplemente a través de una muestra de saliva o de sangre. Para ello, llevaron a cabo este tipo de pruebas en 93 pacientes con estos tumores. De estos, sólo 47 habían donado muestras de sangre y saliva simultáneamente para su investigación.

Lo que comprobaron es que el análisis de ambos fluidos detectó el cáncer en el 96% de las muestras de 47 pacientes. Cuando se diferenció por tumores, se observó que el estudio de la saliva sirvió para detectar el 100% de los tumores orofaríngeos y entre un 50% y un 70% del resto de tumores. El test sanguíneo encontró ADN del tumor en el 80% de los pacientes con cáncer en la cavidad oral, y entre el 86% y el 100% de los pacientes con cáncer en otros sitios.

“Una importante aplicación de los resultados descritos en este estudio es en el diagnóstico de lesiones clínicamente sospechosas. Los complejos y altamente especializados procedimientos diagnósticos para este tipo de tumores pueden conducir a retrasos en el diagnóstico y tratamiento, e impactar negativamente en el pronóstico y supervivencia. Estos retrasos podrían prevenirse en muchos pacientes a través del examen de saliva y sangre para buscar el ADN del tumor. Estas pruebas podrían incorporarse en la rutina clínica para complementar el actual modelo diagnóstico y la toma de decisiones”, aseguran los investigadores en su estudio, publicado en la revista ‘Science Translational Medicine’.

Respaldo

De la misma opinión se muestran los especialistas españoles, ajenos a este trabajo, consultados por este periódico. “Necesitábamos una prueba así porque para estos tumores no tenemos marcadores sanguíneos de utilidad. Me parece muy interesante este trabajo y que por fin haya un estudio que demuestre la utilidad de lo que llevamos años pidiendo. Este trabajo abre la puerta a otros más grandes que constaten estos resultados”, afirma Yolanda Escobar, responsable de los tumores de cabeza y cuello en el departamento de Oncología Médica del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Esta especialista señala el problema que suele haber con muchos pacientes para su seguimiento. Tras el tratamiento, que se compone normalmente de cirugía, quimioterapia y radioterapia, “los tejidos quedan tan alterados que es muy difícil valorar la aparición de recidivas de manera radiológica. A veces valorar al paciente después de la terapia, sobre todo la radioterapia, con un escáner es infernal porque los tejidos están muy inflamados. Durante un periodo de tres a seis meses nos movemos en la incertidumbre. Esto sería una forma de seguimiento complementaria, eso sí, porque no abandonaríamos el estudio radiológico”, añade Escobar.

Josep María del Campo Fornis, portavoz de SEOM y oncologo médico del Vall d’Hebron de Barcelona, valora la calidad de los investigadores que han hecho este trabajo. “Son un equipo de primer orden y tiene el respaldo del resto de centros. De confirmarse en un estudio mayor, la biopsia líquida de sangre o saliva, es decir, el análisis del ADN del tumor mediante un test de sangre o de saliva sería una ayuda para detectar a los casos sospechosos o realizar un mejor seguimiento”, apunta.

Porque este oncólogo explica que dos terceras partes de los tumores se diagnostican en fases avanzadas, “en parte por la desidia del paciente ya que suelen ser personas ligadas al uso y abuso de tabaco y alcohol con bajo nivel educativo”. Además, “en torno al 50% de los casos suelen recaer”. “Creo que esta prueba puede ser útil en situaciones especiales cuando hay sospecha de lesión, o en lesiones de aspecto no maligno. También en pacientes de riesgo por sus hábitos, con antecedentes familiares o expuestos a riesgos“.

Este tipo de ‘biopsias líquidas’ ya se empiezan a utilizar en otros tumores, como el de pulmón o colon. “Lo curioso de los tumores de cara y cuello, sobre todo los ubicados en la boca, es que además de estar bañados por la sangre también lo están por la saliva. Este trabajo demuestra la utilidad de esta prueba que no había sido evaluada para este tipo de tumores“, afirma el doctor Josep Tabernero, director del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) y jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Vall d’Hebron en Barcelona.

Tabernero, que acaba de ser elegido presidente de la Sociedad Europea de Oncología (ESMO), adelanta que el test de saliva y sangre para los tumores de cabeza y cuello no será útil como herramienta de screening pues “la incidencia de estos tumores no deja de ser baja comparada con la de otros. Creo que es interesante para la detección precoz de las recidivas porque si se detenta tempranamente, los pacientes se podrán volver a curar”.

Este especialista señala que algunos hospitales españoles ya están utilizando la biopsia líquida para el cáncer de colon y de pulmón “pero dentro del marco de la investigación, aunque creo que después del verano estarán establecidos los canales para que algunos centros de referencia reciban muestras de cualquier hospital español para analizar ciertas mutaciones, como guía para el tratamiento de algunos pacientes”.

Por su parte, Del Campo Fornis adelanta que su centro, el Vall d’Hebron, está realizando un estudio de recogida de muestras de saliva en pacientes españoles. “La secuenciación de las muestras las hará un centro americano. En muchas partes del mundo se está estudiando este tipo de diagnóstico. No somos los únicos. La prueba es el trabajo que se publica hoy. Estamos encantados que aquello que pensábamos que se debía investigar se haga por otros grupos y que sus resultados sean positivos. Éstos se deberán validar, no obstante, en ensayos más grandes”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies